Comparecencias comisión de seguridad vial

Pedro Delgado, Francisco Bastida y David Rojas, comparecientes de lujo ante la Comisión de Seguridad Vial, rechazaron desde todos los puntos de vista la obligatoriedad del casco ciclista

El pasado 25 de Septiembre, tuvo lugar la segunda sesión de la comisión de seguridad vial creada en el Congreso a petición de la Dirección General de Tráfico para debatir sobre la conveniencia de la obligatoriedad de uso del casco ciclista. Hubo ponencias de parte de Francisco Bastida, Catedrático de Derecho Constitucional y perteneciente a Ciclojuristas; Pedro Delgado, en representación de ciclistas profesionales y usuarios de la bicicleta; y David Rojas-Rueda, del área de Transporte y Salud de la Organización Mudial de la Salud.

Las ponencias fueron unánimes en contra de la medida de obligatoriedad. Tanto desde el punto de vista de la propia bicicleta como desde el jurídico o el de la salud pública, el mensaje fue inequívoco: el casco obligatorio es una mala idea.

Bastida se presentó, además de como experto en leyes, como usuario cotidiano de la bicicleta y partidario del uso voluntario del casco como elemento de seguridad pero explicó la inconveniencia de la obligatoriedad desde el punto de vista jurídico en base a la falta de proporcionalidad e idoneidad de la medida y en la carga de culpa sobre la víctima que implicaría. Delgado recurrió también al argumento de la falta de proporconalidad y denunció con contundencia los intereses del sector asegurador, así como el modelo de ciudad que se pretende perpetuar al desincentivar el tráfico de bicicletas. Rojas-Rueda fue especialmente contundente al denunciar la inconveniencia de la obligatoriedad de uso del casco desde el punto de vista de la salud pública. Señaló la invalidez del principal estudio que históricamente han barajado los sectores pro-obligatoriedad por su falta de rigor científico, ya reconocida internacionalmente, y fue rotundo al afirmar que la obligatoriedad de uso del casco ciclista es contraproducente y no es justificable para ningún sector de edad.
Nos parece especialmente significativa la aportación de Rojas-Rueda, habida cuenta de que desmonta el argumento único de la Dirección General de Tráfico para intentar justificar sus planes. La DGT no tiene razón.

Los grupos parlamentarios presentes expusieron sus dudas y aportaciones y se mostraron mayor y mayoritariamente de acuerdo en la inconveniencia de la obligatoriedad en el entorno urbano, con alguna reserva sobre las personas más jóvenes. Sólamente el Grupo Popular se mostró aún partidario de la obligatoriedad aunque una de sus representantes expresó la voluntad del grupo de escuchar a los expertos convocados y afirmó su voluntad de alcanzar un consenso.

Concluido el trabajo de la comisión, desde ConBici queremos agradecer su trabajo a ponentes y representantes de grupos parlamentarios, así como señalar la abrumadora unanimidad entre todos los expertos consultados contra la obligatoriedad en el uso del casco ciclista.

Esperamos de verdad que sean escuchados y que, efectivamente, exista consenso en la decisión del Congreso.

Deja un comentario