Entregadas 200.000 firmas para evitar la impunidad ante muertes por imprudencia en la carretera.

 

 

Anna González, arropada por decenas de personas del mundo del ciclismo y la bicicleta ha hecho entrega en el día de hoy de las 200.000 firmas recabadas a través de su campaña #PorUnaLeyJusta.

La Mesa Española de la Bicicleta también ha estado presente en el acto apoyando a Anna y familiares de otros ciclistas atropellados (Biel, Marta, Sergio, …), junto a representantes de la Real Federación Española de Ciclismo, el Presidente  de la Asociación de Ciclistas Profesionales José Luis de Santos, Pedro Delgado, Luis Pasamontes, Eduardo Chozas, miembros del Club Triatlón Ateli, Federación Gallega, etc.

Anna ha manifestado: “Llevo más de un año luchando y ya he puesto encima de la mesa el problema. Ahora la pelota está en el tejado de los políticos”, ha dejado claro González, antes de señalar que se ha reunido con representantes de todos los partidos y que “ninguno” le ha podido decir “a la cara” que no apoya su propuesta. En ella insta a los partidos a impulsar la modificación de los artículos 142 del Código Penal que regula el homicidio por imprudencia y el artículo 195 que contempla la omisión del deber de socorro. Sobre el primero, González pide cambios para que vayan a juicio todos los accidentes mortales o con resultado de lesiones cuando haya habido una imprudencia más grave o leve por parte del conductor, con el objetivo de que los atropellos de este tipo dejen de resolverse por la vía civil.Respecto a la omisión de socorro, exige que se recupere en la legislación este deber y, por tanto, tenga reproche penal la persona que abandone a otro, aunque ya haya fallecido.

González confía en que se “revierta” esta consideración, pues en diciembre el propio ministro de Justicia, Rafael Catalá, le anunció que el Gobierno se estaba planteando solucionar estas deficiencias y agravar la omisión del deber de auxilio.

Desde la Mesa Española de la Bicicleta levamos denunciando la injusta reforma del Código Penal antes incluso de que entrara en vigor en mayo de 2015, pero no encontramos los apoyos suficientes en el Congreso. Por eso no sólo apoyamos a Anna en su campaña, sino que además continuaremos esta demanda que hoy ella y otras víctimas han hecho visible, y seguiremos  batallando con partidos políticos y Gobierno para que se cambie la Ley.

Deja un comentario