La aprobación del RGC podría nuevamente retrasarse, ahora por el dictamen del Consejo de Estado

El pasado martes se celebró el Consejo Superior de Tráfico, Seguridad Vial y Movilidad Sostenible, con la presencia del Ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz y la Directora General de Tráfico, María Seguí, entre numerosos secretarios de Estado, además del resto de miembros del Consejo. Por parte de las organizaciones ciclistas, en esta ocasión asistió Manuel Martín, de ConBici, y en representación de la Mesa Nacional de la Bicicleta.

El Ministro dedicó buena parte de su intervención a comentar las cifras de siniestralidad del año 2013, que siguen la tendencia a la baja de los últimos años y de lo cual todos nos felicitamos. Sin embargo, no debemos olvidar los 45 ciclistas fallecidos en vías interurbanas y los 24 que perdieron la vida en las urbanas, cifra esta última que ha experimentado un repunte que convendrá analizar, aunque el dato importante es saber el número de usuarios ciclistas que aumentó en 2013 y los kilómetros recorridos. Pero para esto hacen falta unos estudios estadísticos de la evolución de la bicicleta en España que todavía no se realizan.

Retraso del RGC

Según se desprende de las palabras del Subsecretario de Interior, Luis Aguilera, la aprobación del nuevo Reglamento General de Circulación (RGC), podría sufrir un retraso más por la falta del dictamen positivo del Consejo de Estado. Aguilera, que no aclaró los motivos de esta demora, puso en duda que pueda ver la luz antes del mes de Enero, cuando siempre se barajó este mes de diciembre como fecha máxima para su aprobación.

La Mesa Nacional de la Bicicleta (MNB), aunque hubiera preferido que el texto fuera más cercano a otras legislaciones europeas, espera que finalmente salga adelante. Una vez publicada la Ley de Tráfico, donde se estableció la indeseada obligatoriedad del casco para menores de 16 años y ante la que sólo cabe esperar el advenimiento de nuevos legisladores más proclives a la bicicleta, el reglamento mejora significativamente la situación actual, diferenciando a los ciclos del resto de vehículos en un capítulo especialmente referido a la bicicleta entre otros aspectos favorables, estableciendo la velocidad máxima de 30 k/h. en calles de un solo carril por dirección (muy defendida por el concejal de Zaragoza José Manuel Alonso en base a su experiencia), o diferenciando zonas peatonales de aceras, lo que también ayudará al fomento de la bicicleta.

Importantes y restrictivas novedades en la reforma del Reglamento del Consejo Superior de Tráfico, Seguridad Vial y Movilidad Sostenible

La nueva composición y reglamento de este Consejo podría reducir la presencia de entidades civiles en general, excluyendo además su participación en comisiones tan importantes como la del estudio del Tráfico, la Seguridad Vial y la Movilidad Sostenible en vías urbanas. Cabe destacar que la inclusión de la expresión “movilidad sostenible” fue gracias a una alegación de la MNB. A esta le parece una contradicción que se haya adoptado la denominación referida (y que de manera reiterada destacó el ministro y la subdirectora, Mónica Colás), y sin embargo la presencia en el Consejo y en sus comisiones quede relegada a una testimonial plaza en el Consejo, sin que sepamos qué criterios se seguirán para que podamos contar con mayor presencia del sector, para equipararnos mínimamente a las múltiples asociaciones y entidades relacionadas con el mundo del motor. Por ello, Martín solicitó en una de sus intervenciones que esto se corrija y se aumente esa representación, pues por ejemplo la realidad de los ciclistas deportivos no es la misma de los ciclistas urbanos. Además, destacó la necesidad de incorporar, entre otros, al sector económico de la bicicleta en el Consejo como sucede con los fabricantes de coches o motocicletas. La falta de espacio que se alegó desde la DGT para justificar estas limitaciones, no debe ser determinante ante la necesidad de una movilidad sostenible que hay que potenciar, y se antoja como una excusa muy poco consistente.

Martín preguntó también por el periodo para presentar alegaciones y se le respondió que próximamente lo darán a conocer.
También solicitó que se recupere el Barómetro Anual de la Bicicleta, para conocer datos tan importantes, que la Directora admitió desconocer, como el número de ciclistas que circula por las calles y carreteras españolas.

Fuera del plenario, solicitó una copia del RGC que ahora está pendiente del Consejo de Estado, pero se le respondió que ninguna entidad tiene el texto final y que no se puede entregar.

Desde la MNB se opina que estos detalles, unidos a la pretendida reducción de la representación de la sociedad civil en el Consejo, no facilitan la participación ciudadana y la transparencia a la que se deben las instituciones, razón por la cual crece la desafección ciudadana hacia las mismas.

Deja un comentario